La ACTIVACIÓN CONDUCTUAL no busca en primera instancia no intenta cambiar pensamientos, emociones ni sentimientos, sino que apunta al cambio de conductas y actividades del paciente. Esto no quiere decir que las emociones o pensamientos sean omitidos, sino que no se intenta modificarlos directamente. Implica impulsar gradualmente pequeñas modificaciones en la rutina de la persona afectada por la depresión. El método básico de la Activación Conductual radica en planificar actividades concretas acorde a las preferencias y valores del paciente, que se plasman en actos con dificultad creciente. De esa manera, se introduce un reto que es asumible para las posibilidades actuales de la persona y que, refuerzan, la confianza en sus posibilidades de mejora.



Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted