La presencia de hiperactividad y/o déficit de atención en alguno de los miembros de una familia altera muchas veces severamente la convivencia familiar, convirtiéndose en un obstáculo más para que estas dificultades cognitivas y comportamentales mejoren. Entender mejor en qué consiste el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad ayuda de forma decisiva en el tratamiento y en la mejora de la salud mental tanto de hijos como de padres.
Te informamos sobre estrategias para conseguir afrontar mejor este serio problema. ANÍMATE A CONSULTAR. 

Publicado: 1 de Noviembre de 2017