El coaching es un método de desarrollo personal basado en hacer preguntas para que, combinándolo con herramientas de cambio y motivación, el cliente pueda:

  1. Descubrir que quiere lograr

  2. Mejorar su autoconocimiento

  3. Generar soluciones y estrategias que él mismo genera

  4. Fomentar que la persona sea responsable de sí misma y consecuente con sus metas y proyectos de vida.

Se trata de un proyecto de trabajo en el que los objetivos los elige el cliente, mientras que el profesional o entrenador (”coach”) se adapta a esas peticiones planteando un determinado esquema de trabajo que ambos consideren adecuado para lograr los fines que han acordado. El “coach” puede tener una procedencia y formación heterogénea que aplica a un ámbito de crecimiento personal, profesional o deportivo. Las estrategias con las que cuenta provienen bien de diversas corrientes psicológicas o de otras procedencias varias, principalmente la experiencia personal o profesional.

A su vez, la psicoterapia busca modificar determinados rasgos o funcionamientos personales que repercuten negativamente en el ámbito de la salud o evitar que riesgos presentes desemboquen en trastornos. En la psicoterapia, los psicólogos o psiquiatras aplican procedimientos científicamente válidos para la creación de hábitos más sanos y efectivos. La psicoterapia cuenta con varios métodos como el cognitivo-conductual, el interpersonal y otros tipos de terapia conversacional que ayudan a resolver los problemas.

La psicoterapia es un tratamiento de colaboración basado en la relación entre una persona y el psicólogo/psiquiatra. Como su base fundamental es el diálogo, proporciona un ambiente de apoyo que le permite hablar abiertamente con alguien objetivo, neutral e imparcial. Usted y el psicólogo trabajarán juntos para identificar y cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento que le impiden sentirse bien.

Si se tiene algún problema de personalidad, salud o incluso afectivo es necesario acudir a un psicoterapeuta debidamente acreditado (colegiado en psicología con acreditación sanitaria o médico psiquiatra). Cuando se desee modificar, mediante un entrenamiento adecuado, la situación de la persona y, si no existe alguna patología de fondo se puede recurrir a un coach que, gracias a su experiencia, puede ayudar a la persona a potenciar determinadas capacidades.

Existen distintas escuelas, tanto en el coaching como en la psicoterapia pero, en general se pueden abordar todos los problemas desde cada una de ellas siendo, sobre todo lo más importante elegir un profesional formado y con experiencia con el que uno sienta confianza y bienestar que permitan tratar en profundidad y sinceridad aspectos de la vida íntima sin sentirse juzgado.

Publicado: 17 de Diciembre de 2017